El blog se va a un dominio propio

GraciasEsta es una entrada de cambio, un paso adelante.

En un primer momento comencé a escribir este blog en Blogger. Después me animé a duplicarlo aquí en WordPress, con la única intención de aprender, de comparar y probar.

Ahora ha llegado el momento de dar un paso adelante y unificar el blog en un dominio propio. Todos los contenidos que se han publicado han sido ya exportados a la nueva dirección y sólo quedarán aquí los debates y comentarios que puedan producirse a partir de ahora.

Como último post en este espacio me gustaría dejar la conversación que mantuve con Silvia Palomino, Juan Manuel López y el gran Héctor Jerez, una persona que ha sido un apoyo importante en esta aventura de seguir creciendo en la sociedad digital. Y, para mi, un verdadero ejemplo de lo que significa compartir. Se tratar de un hangout que celebramos hace un mes pero que mantiene su vigencia.

Y, por último, lo que más me va a aportar de este último post, la oportunidad de dar las gracias a todas las personas que lo siguen, lo leen, lo comentan, lo enlazan, lo critican o me remiten correos sobre los temas que se van mencionando. Unas gracias que refieren a todas aquellas personas que contribuyen, que comparten, que apoyan, que respaldan, que se arriesgan a la exposición y que, en definitiva, protagonizan la generación de conocimiento que puede mejorar lo que somos y lo que hacemos. La red somos las personas, que decía Eva Collado Durán el otro día.

“El ser humano es un ser social cuya inteligencia necesita para excitarse del rumor de la colmena” Santiago Ramón y Cajal

 

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La orientación laboral y el respeto al cliente

Hace tiempo que quería volver a escribir acerca de como las personas en búsqueda de empleo se enfrentan a una problemática añadida a la propia de la situación de desempleo: la falta de recursos hoy en día necesarios para revertir la situación.

Me refiero a las personas que buscan empleo y que utilizan los servicios de orientación laboral, mis clientes más habituales.

Y es que, además de la propia situación de desempleo, las personas se enfrentan hoy a serias dificultades para encontrar recursos que les ayuden, cuando menos, a mejorar sus opciones de acceder a un empleo.

Resulta complicado hablar de las personas en situación de desempleo sin caer en la demagogia, sin llegar a transmitir la idea de que la situación no se puede modificar o que se depende “exclusivamente” de recursos que un tercero no oferta. Cuando menos a mi no me resulta fácil. Pero en estas últimas semanas he mantenido algunas conversaciones que me han animado a escribir sobre las personas en búsqueda de empleo y sobre los servicios que sufren.

Una de esas conversaciones ha sido (y sigue siendo) con un compañero del Ministerio de Trabajo, de los empeñados en mejorar los servicios que se ofrecen. De esas personas que van mucho más allá de lo que se les exige, un verdadero profesional que no hace otra cosa más que aportar y tratar de mejorar. Con él he venido hablando sobre la situación en las oficinas de empleo. Yo suelo comentar mis más negativas experiencias y él los cambios más positivos que se han ido introduciendo y los beneficios cara a las personas.

Mi argumento suele centrarse en cómo se perciben las oficinas de empleo. En mi universo de clientes resulta una anécdota aquellos que ven en la oficina de empleo un lugar útil, un lugar que les aporte o les respalde. Todo lo contrario.

Estos mismos días he dejado de hacer la orientación laboral que venía haciendo para el Servicio Público de Empleo de Galicia. Como muchas otras veces en este Guadiana que son los servicios de orientación, no se avisa a nadie, ni siquiera a aquellas personas con las que existen planteamientos a medio plazo de cierta intensidad. A nadie.

No es novedad. Otras veces ha sucedido esto en nuestro pasado reciente. Es fácil encontrarse con personas que han pasado por cuatro entrevistadores diferentes en un año. Y así es muy difícil mantener una mínima consistencia en un trabajo planificado, acordado y con un gran compromiso emocional. La imagen de marca es nefasta. El resultado es una completa falta de compromiso por parte de las personas, una respuesta desganada y una infravaloración de los aportes que la orientación laboral y los servicios públicos de empleo en general pueden hacer. Es justo lo contrario de lo que se hace en otros países donde se invita a reclamar servicios eficientes y útiles a los clientes, generando una relación de compromiso con un servicio público que busca aportar y ser eficaz.

Este escenario se debatía en Linkedin hace muy poco. Una vez más se trataba de experiencias poco positivas que hacen un flaco favor a los servicios públicos de empleo.

Ahí insistí en la idea de cómo vienen siendo tratados los servicios de orientación laboral y los servicios públicos de empleo en general: “vienen siendo denostados, arrinconados, infravalorados y desprofesionalizados desde hace tiempo”. En una oficina de empleo hay más personal administrativo que orientadores/as contactados/as con empresas y con el mercado laboral en general.

Además, la administración pública no capitaliza lo que va aprendiendo, renuncia a la profesionalización de los servicios que tratan de responder a las personas en búsqueda de empleo. En las oficinas hay excelentes profesionales, algunos/as verdaderos referentes para mi. Personas con mucha experiencia, capaces de dar soluciones mientras se enfrentan, a pie de calle, a nuestro principal problema. Pero, como decía en el debate, a esas personas no les preguntan, no vaya a ser que digan de hacer las cosas de otra manera 😉

Sin ninguna intención demagógica creo que se puede afirmar que el resultado de todo esto es dramático:

  • La oferta formativa es claramente insuficiente. Acceder a formación de valor es, demasiadas veces, un proceso largo, extremadamente difícil. A las personas en desempleo les cuesta muchísimo en este momento poder llegar a un recurso tan básico y clave como la formación.
  • No solo se gestionan pocas ofertas, se gestionan mal, sin información concreta sobre el empleo, el empleador y demás. Tengo varios ejemplos de respuestas gloriosas cuando una persona se acerca a preguntar por una oferta que tramita el propio Servicio Público de Empleo.
  • No existen los centros de recursos donde las personas puedan ahorrar costes y tratar de ganar en eficiencia en su búsqueda. Me refiero a lugares para utilizar un teléfono, internet… y donde contar con asesoramiento especializado y conectado con el mercado de trabajo, tal y como puede suceder en los Jobcentre Plus ingleses.
  • En mi entorno concreto el acceso a orientación laboral individualizada y continuada en un marco de tiempo concreto no es un servicio rápido ni dinámico ni efectivo.

Así que las personas no van a una oficina de empleo a no ser que las llamen, las citen o tengan que “sellar”. En mi trabajo diario no me encuentro, en general, con personas que acudan de motu propio a una oficina de empleo.

Primero no saben a qué exactamente, qué pueden obtener. Segundo, no se sienten amparadas. No sienten que allí haya servicios que puedan aportarles información o recursos que les sean útiles, no sienten que estén de su lado, que les respalden y motiven. Aún estamos algo lejos de que una oficina de empleo nos reciba como en este Jobcentre Plus londinense.

 

Pero la realidad es persistente y el papel de la orientación laboral acaba apareciendo aunque sea por necesidad. El programa de Garantía Juvenil que acabamos de solicitar en el marco europeo vuelve a situar la orientación laboral como su primera medida. La primera y fundamental medida para poder conocer con quien se va a trabajar, para poder conocer a los jóvenes que van a participar.

Y es que no puede ser de otra forma. La orientación laboral y la educativa vienen consolidándose en el marco europeo por su utilidad y sus aportes. Así se viene entendiendo en Europa y en España, donde figura como la primera de las áreas de trabajo de la actual Estrategia española para el empleo, el marco normativo de coordinación y ejecución de las políticas activas de empleo. ¿ Por qué nos empeñamos en no cumplir lo que ahí se establece ?

Publicado en #empleo, Formación para el empleo, orientación, Sin categoría | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

El videocurriculum

Videocurriculum

En la pasada entrada del blog dejé sin comentar el tema del videocurriculum. Me parece que tiene suficiente interés como para dedicarle un post específico y así, además, voy cumpliendo con el objetivo de no alargarme en las entradas ni en los contenidos que publico 😉

Los videocurriculums están en plena eclosión y muchas personas preguntan cómo debe hacerse y donde debe alojarse. En este post entiendo el videocurriculum de una forma muy sencilla, como una herramienta de presentación profesional, de presentación de la persona y de su saber hacer.

Hay quien no se encuentra cómodo/a en este formato. Pero, aunque no optemos por él, si parece necesario desarrollar un mínimo de competencia en la comunicación on line en formato video. Al fin y al cabo empezamos a concebir el videocurriculum en un conjunto que completan las entrevistas on line, bien en directo, bien en diferido.

La forma más sencilla de hacer un videocurriculum es rodarlo nosotros mismos y compartirlo en alguna red social. A mayores cada vez hay más recursos que admiten el formato video y pueden dar buenos resultados. Incluso herramientas como Vine, que en seis segundos de video permite leer entre lineas muchas cosas de una persona. Aún así me da la impresión de que no son todavía demasiado utilizados, como afirman en sucurriculum.com.

En el mundo anglosajón, en Estados Unidos especialmente, un videocurriculum puede generar muchos problemas legales por cuestiones de discriminación. Si las empresas de intermediación y de contratación no recogen un CV que tenga una foto o la fecha de nacimiento, se puede uno imaginar como huyen del formato en video que revela el sexo, el origen étnico y otros elementos que pueden permitir calificar el proceso como discriminatorio. Comprobando las principales empresas del sector no he encontrado ninguna que ofrezca servicios de video, ninguna parece aceptar este formato. Si ofertan servicios de video entrevista, presentes en las empresas más importantes como Jobvite.

Supongo que esto ha frenado el desarrollo y la extensión del formato video como herramienta de presentación. Y parece que ha favorecido el mantenimiento de espacios públicos, independientes de las intermediadoras, en los que las personas pueden alojar su video CV.

 Servicios de video

Hay muchas alternativas para alojar un videocurriculum. Uno de los servicios de video CV más conocidos es videocvon, quizá por la posibilidad de conexión con Linkedin o porque se puede importar el video desde Youtube. Otro lugar en el que presentarse en video es Tumeves.com. Y un servicio que incluye el videocurriculum en el conjunto del perfil es gocvone.

A mi me gusta como ofrece el servicio de videocurriculum Yovijob, con tutorial e indicaciones claras y precisas. Y también videocurriculum.es, pioneros del tema en España.

Por cierto que no todas estas herramientas son gratuitas. Algunas si, otras sólo de forma temporal y otras en sus versiones más básicas. En cualquier caso parece que las propuestas de servicios profesionalizados para crear un video Cv en la red son una tendencia al alza, por aquí y en otros países.

También son interesantes los servicios que ofrecen los centros de formación como el espacio para videocuriculums de la Universidad de Vigo. Otros, como la iniciativa Mira.Me de @VerónicaRamallo en Ribadeo, son buenos ejemplos de como mantener la motivación y lograr cierta diferenciación en lo que mostramos.

De todas formas es cierto que muchos videocurriculums no parecen funcionar bien para presentarse. Mi experiencia personal es que he visto algunos muy interesantes pero otros ciertamente artificiales o muy poco diferenciados, como comenta Sabina Serrano de mejorartucv.com

No he querido extenderme con ejemplos de videocurriculums o con consideraciones sobre el cómo hacerlo. En la red pueden localizarse con facilidad y, en cualquier caso, siempre nos queda el blog de +Eduardo Moreno 😉 Así que voy a terminar añadiendo el que a mi más me ha gustado de todos los que he visto hasta ahora. Tiene algo menos de dos años y resultó muy impactante en su momento. Es muy conocido y yo sigo utilizándolo siempre que puedo.

Publicado en #empleo, orientación, Sin categoría | Etiquetado , , , , , | 2 comentarios

Más recursos en la red relacionados con el empleo

Captura-de-pantalla-2013-10-25-a-las-21.52.42Hace más de un año que publiqué una entrada  con un buen número de recursos y herramientas para la presencia profesional en la red y para la búsqueda de empleo. Aquí pretendo ser más breve y limitarme a citar herramientas que he venido probando últimamente. Algunas las utilizo y otras sólo las he probado en términos generales, pero todas me parecen interesantes. No pretendo extenderme ni ser exhaustivo. Solo señalar unos pocos instrumentos, algunos generalistas y otros más específicos, junto con alguna herramienta más concreta para contar con un CV en la red.

En lo que refiere a las herramientas generalistas llevo en mi móvil, desde hace ya algunos meses, Jobbeeper, un buscador de ofertas con alarmas que me está resultando realmente eficiente. Sus Beeps, sus avisos, tienen esa justa medida que pides a servicios de este tipo, ni que sean muy frecuentes, ni que parezca que no existen.

También me ha gustado Empléate, la aplicación móvil de Adecco que apoya el proceso de búsqueda de empleo con orientación laboral y permite el acceso a las ofertas de empleo de Adecco.

En este campo de la intermediación tradicional empiezan a aparecer nuevas ideas y nuevos modelos de negocio. En quesabeshacer cobran a las personas, añadiendo servicios como el posicionamiento o el compromiso por luchar por que el CV sea visto por las empresas.

Hay otras novedosas ideas en el ámbito de la intermediación, como una herramienta que pone en contacto a emprendedores con personas en desempleo, permitiendo la incorporación de socios y profesionales a nuevos proyectos. Se llaman Emprendedoresyparados y en los días que le he dedicado me ha parecido una idea con mucho recorrido.

Tecnología

La intermediación clásica podemos encontrarla en Tecnoempleo, que también ofrece interesante información sobre el mercado laboral en el ámbito tecnológico. No hay que olvidar que en este ámbito, en el de las TIC, es donde la intermediación clásica tiene mejores resultados y uno/a de cada dos trabajadores/as encuentra empleo en los tradicionales portales de intermediación en la red.

Como alternativa a esa intermediación tradicional Ticjobs permite buscar ofertas de empleo o proyectos en los que trabajar como freelance. Cuenta con alertas en correo electrónico y con la posibilidad de posicionar el CV, opción que no he utilizado.

Diseño y creatividad

StudioVox es un recurso que se dirige de forma bastante específica a profesionales de la música, del cine, del diseño, de la escritura, de la fotografía… No lo conozco como usuario pero me ha dado muy buena impresión el video explicativo en el que hablan de un recurso entendido como una red social para compartir, colaborar y crear.

Turismo

Para encontrar ofertas de empleo en el sector turístico, en España y en otros países, Turijobs está llena de opciones. Permite responder y anotarse como candidato/a. Empleoenturismo.com ofrece servicios similares.

Hosteltur puede servir para conocer mucha información del sector y cuenta con una sección de empleo con bastante dinamismo.

En este ámbito del turismo (y en cualquier otro) los blogs son siempre una buena opción para mantenerse en contacto con el sector y con sus posibilidades de empleo. En mi caso me resulta muy útil el blog de Paula Moreno, que me nutre de ésta y de otra mucha información sobre el mercado de trabajo en el sector.

Soportes para presentar un Cv

Como comentara, hay multitud de herramientas para contar con un Cv en la red, un cv al que podemos enlazar desde cualquier correo que enviemos o desde cualquier otro lugar como About.me,  o su versión para el profesorado docente.me.

Aquí quiero volver a señalar los interesantes aportes de Cuvitt, que ofrece información no tan habitual en un CV tradicional. Junto a Cuvitt podríamos citar una herramienta muy completa como Do you buzz u otra más sencilla y tradicional como VisualCv

Y por último me gustaría romper una pequeña lanza por el uso de herramientas que, en un principio, no se dirigen a la búsqueda de empleo o a la presencia en la red pero que pueden ser muy útiles para trasladar un mensaje laboral o una identidad profesional y, al mismo tiempo, proporcionar un positivo elemento diferenciador. Yo he estado probando Edgar, una sencilla herramienta que permite contar una historia. ¿Por qué no contar nuestra historia laboral?

Publicado en #empleo, Networking, Sin categoría, Web 2.0 | Etiquetado , , , , , , , | 5 comentarios

El Plan para la implementación de la Garantía Juvenil

images

Hace tiempo que algunos esperamos medidas valientes y ambiciosas en la lucha contra el desempleo, medidas que se correspondan en su ambición y objetivos con las dimensiones de un problema ciertamente muy complejo.

Hasta ahora ninguna de las medidas que se han aprobado y puesto en marcha en estos años responden a esos criterios, desde mi punto de vista. Pero la propuesta de Garantía Juvenil si me parece importante, valiente y ambiciosa, con medidas de calado. Una apuesta vital para enfrentar una de las grandes batallas en la guerra contra el desempleo, la del desempleo juvenil.

El documento es la respuesta a la iniciativa tomada por el Consejo Europeo que indicó a los Estados la necesidad de contar con un Plan de implementación de la Garantía Juvenil para permitir el acceso a los fondos de la iniciativa europea Empleo Joven.

EU youth

Y agradecidos deberíamos estar al Consejo Europeo por obligarnos a dar pasos concretos para la puesta en marcha de medidas que prevengan la marginación laboral a enfrentar por muchas personas, en este caso las más jóvenes.

En este sentido el documento es de aplaudir. Pero también lo es en cuanto a sus propuestas. De hecho parece un mínimo viraje hacia la coherencia, hacia la puesta en valor  de medidas que hasta ahora han dado resultado en las políticas activas de empleo.

Aunque esto plantea, cuando menos, dos interrogantes: ¿Por qué ahora ponemos en valor medidas que hemos ido desacreditando en estos últimos años? y ¿Cómo vamos a hacer que recursos hasta ahora mermados e insuficientes puedan ser capaces de responder a un plan tan ambicioso?

El documento cuenta con muchos elementos que merecerían una valoración. Pero yo sólo me referiré a lo encuadrado en las dos primeras lineas de actuación de las cuatro que establece el Plan:

1. Para mejorar la intermediación

2. Para mejorar la empleabilidad

3. Para favorecer la contratación

4. Para favorecer el emprendimiento

En la tercera se recoge un conjunto de ayudas a la contratación y rebajas en las cotizaciones. En la cuarta, ayudas y acciones de fomento del emprendimiento con interesantes modificaciones en la capitalización del desempleo y una opción de segunda oportunidad cuando un autónomo se dé de baja en el Reta.

Pero, como digo, yo me refiero de forma exclusiva a las propuestas para mejorar la intermediación y la empleabilidad. En estas es donde me surge cierto desconcierto.

Y es que la primera acción para mejorar la intermediación, y la primera acción del Plan, son las acciones de orientación profesional.

Y me alegro pues considero, obviamente, que son imprescindibles para aplicar cualquier medida de empleo de forma mínimamente eficaz. Pero ¿ qué grado de credibilidad puede tener la propuesta en un contexto en el que la orientación laboral ha sido cuestionada en lo que aporta y se la ha ido marginando, mermando o eliminando?

La segunda acción es la modernización de los servicios públicos de empleo. Un clásico. Lo venimos escuchando “desde siempre”. Exactamente lo mismo. Y algunas cosas se han conseguido, cierto. Pero si realmente se hubiese modernizado el servicio público de empleo no pasaría lo que pasa en las oficinas. Bueno, si realmente rentabilizáramos todo el dinero invertido con este objetivo, tendríamos el mejor servicio de empleo del planeta.

Llegaría con hacer lo que se supone que se puede y se debe hacer en una oficina. La inmensa mayoría de las personas a las que oriento no se siente amparada, respaldada o motivada por su oficina de empleo. Las excepciones tienen que ver con excelentes profesionales que se implican. Llegaría con que una persona que pregunta por una oferta de empleo tramitada por el Sepe y perfectamente identificada pueda obtener más información sobre la misma que la de remitirla a la web con malos modales (una experiencia reciente).

Y, por cierto, después de todo lo invertido en modernización en estos años, tenemos que recurrir a una base de datos nueva, externa y contratada al efecto. No dudo que sea necesario, pero debería hacernos reflexionar.

En este mismo apartado el documento refleja que se prevé contar con la colaboración público privada para conseguir los objetivos temporales marcados, que son ciertamente ambiciosos en nuestro mercado de trabajo y sólo por ello, como ya dije, de alabar. Pero esa colaboración no parece que pueda concretarse en un plazo razonable en este 2014. Especialmente en el primer semestre, donde la Garantía Juvenil debe quedar lista para empezar.

Finalmente, este apartado de fomento de la intermediación menciona  programas de movilidad (de agradecer) y de intermediación educación-empleo, aunque con un desarrollo tan corto que no permite muchas valoraciones.

En la segunda linea de medidas, con la que se pretende mejorar la empleabilidad, se señalan propuestas que se vienen demandando por las características del desempleo y del problema que enfrentamos. Los programas de segunda oportunidad son un acierto importante. De la misma forma que la extensión de la formación en TIC / Idiomas o la recuperación de la formación con compromiso de contratación.

Aquí también se hace referencia a otro programa que se ha venido “desnaturalizando”, al menos en mi entorno próximo: Las Escuelas Taller. ¿ Como puede ser que se calificaran de caros, se reformaran e, incluso, dejaran de convocarse proyectos de Escuelas Taller para que ahora esta sea una medida de lo más acertada ?

Insisto en que es un  documento muy interesante, pero que no cuenta con el desarrollo necesario. Además parece que se dice lo que se quiere decir. Es necesario hablar de la formación Dual o de la movilidad y ahí están. Pero, en cambio, no figuran grandes recursos que funcionan.

Por ejemplo, la ausencia de referencias a las bolsas de empleo de la FP y a las personas que en los centros se encargan de la orientación laboral y de las labores de apoyo a la inserción. Aunque la FP Dual es muy interesante, los centros de FP tradicionales existen en todo el territorio y en muchos se hace un importante trabajo al que aún le queda recorrido. Edulcoro sabe mucho de esto. Además los centros educativos y formativos en general deberían jugar un papel importante en la difusión, especialmente si tenemos en cuenta que los jóvenes que quieran participar tendrán que solicitarlo.

Por cierto que lo que refiere a la participación empresarial también queda un poco cojo. Yo echo de menos algo que refleje cual será el papel de las empresas.  Queda poco claro el cómo pretendemos lograr la contratación, de dónde saldrán las ofertas de empleo. No hablo, obviamente, de una identificación concreta de empresas u ofertas, pero si del papel a jugar por la parte contratante. Se pierde una buena oportunidad para comenzar a dar pasos en cuanto a la implicación de las empresas en las políticas activas de empleo. Hasta ahora continúa siendo demasiado indirecta y sin que jueguen el papel activo y protagonista que precisamos.

Como digo, creo que hay muchos otros elementos del documento merecedores de comentarios y que pueden llevar a reflexiones más amplias sobre cómo luchamos contra el desempleo. Pero no tengo intención de ser exhaustivo. Sólo quería señalar que, en mi modesta opinión, nos encontramos ante una propuesta ambiciosa y necesaria en sus términos pero a la que le faltan explicaciones y recursos para resultar creíble. En cualquier caso ojalá tenga resultados, ojalá que con estos mimbres obtengamos resultados reales.

Porque lo realmente importante es que en la UE le parezca apropiado, que consideren que estas medidas serán útiles y conseguirán los objetivos que nos plantean: que podamos ofertar a todas las personas jóvenes una experiencia profesional o formativa en el plazo de 4 meses.

Publicado en #empleo, Formación para el empleo, orientación, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Eventos de empleo: Aprendiendo para mejorar

IMG_0049Desde que la crisis nos pegó de lleno los eventos de empleo se han venido multiplicando. Los hay que nacen del propio compromiso de las personas y otros promovidos por administraciones o por organizaciones privadas. Eventos como ferias, exposiciones, talleres o networkings están presentes a lo largo del año en muchas ciudades de España.

 Estos eventos son realmente positivos, ayudan a las personas a acercarse a profesionales de recursos humanos, les permiten establecer nuevos contactos que pueden ser de interés y permiten, en definitiva, encontrar una idea o un apoyo con lo que mejorar lo que se hace en búsqueda de empleo. Además contribuyen a mantener la motivación y el impulso necesarios.

Pero no todos los eventos han venido a aportar. Hemos asistido a experiencias calamitosas e incluso a estafas, bien porque sólo respondían a objetivos de marketing (político, organizacional o personal) bien porque se trata de primeras experiencias a veces organizadas desde muy lejos de la actividad económica o con propuestas de poco interés.

Y alguna vez la cosa ha acabado en desastre, con muchas personas haciendo colas inmensas llenas de falsas esperanzas, sin recibir aporte de ningún tipo después de empeñar su tiempo, su dinero y sus energías. Esto, por cierto, ha causado mucho daño a aquellos eventos que aportan, que consiguen que las personas obtengan resultados de uno u otro tipo.

En mi caso concreto he participado en la organización de algunos eventos ligados más al compromiso con la situación que a ninguna otra motivación. Como participante hacía más de un año que no iba a ninguno. Tuve una última mala experiencia que me prometí no volver a sufrir. Daba una breve charla taller al inicio del evento y la cola que divisaba desde mi posición tenía el mismo inmenso tamaño cuando empecé que cuando acabé una hora después.

Pero en estos últimos meses del año me han dado la oportunidad de participar en un par de  eventos nuevamente. En ninguno de los casos había intermediación ni intercambio de CV, sólo citas concertadas, sesiones informativas y formativas con un público previamente confirmado e interesado.

El Foro de Intermediación de Santiago de Compostela fue uno de los que me dieron la oportunidad de participar. Un evento con las personas muy bien distribuidas en presentaciones, ponencias y talleres según sus propios intereses. Un evento con espacios reservados para poder hablar directamente con empresas y profesionales que aportan información valiosísima sobre el mercado de trabajo y los procesos de contratación.

Fue un placer participar pero, sobre todo, fue una grata sorpresa ver como se pueden crear foros que respondan a las personas que sufren el principal problema del país, sin utilizarlas y con el único objetivo de aportar.

El resultado, desde mi modesto punto de vista, es muy bueno. Eventos sin masificación en los que puedes conocer personas y acercarte a profesionales clave para tu búsqueda de empleo.

Ya en este mes de diciembre colaboré con un networking de pequeño formato, unas treinta personas y cuatro profesionales de selección y consultoría de RRHH.  Fue en Gondomar, un ayuntamiento cercano a Vigo, donde resultó muy grato comprobar el feedback final.

Así que en estos días en los que se anuncia el final de la PinkSlipParty, me ha parecido un buen momento para señalar las posibilidades que dan los eventos de empleo bien organizados. Experiencias como las que comento siguen siendo de mucho valor y muy necesarias para quien está en búsqueda de empleo. No hay que olvidar que a veces las personas desempleadas tienen la sensación de encontrarse en un inmenso desierto, muy alejadas del mercado de trabajo y de la actividad social en general. Foros como estos pueden jugar un papel fundamental en este sentido, además de contribuir a mejorar competencias como la comunicación y la presentación profesional.

Con objetivos definidos, dirigidos a mejorar la comunicación, los contactos y, en definitiva, a contribuir, se pueden organizar con muy buenos resultados. Sigamos proponiendo actividades en torno al empleo, pero fijémonos en los modelos que mejor resultan, aprendamos de las iniciativas más eficientes y no repitamos errores infames.

Publicado en #empleo, Eventos, Networking, orientación, Sin categoría | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Ejemplos que merecen reconocerse

AesgalA finales del pasado octubre formé parte del jurado del concurso Proyectos Visibles de Aesgal, la Agrupación Empresarial de Sociedades Laborais de Galicia. Fue una grata experiencia en todos los sentidos pero, sobre todo, una nueva oportunidad para encontrar propuestas valientes. Proyectos empresariales que, a pesar de todo lo que estamos sufriendo, se empeñan en continuar adelante.

No es la primera vez en estos años que he tenido oportunidad de ver encomiables iniciativas empresariales o de emprendimiento personal. En el caso de Proyectos Visibles hablamos, además, de empresas con un compromiso social o que, cuando menos, siempre tienen el mantenimiento del empleo y a las personas como protagonistas. Se trata de iniciativas que merecen el respeto y el respaldo por lo que significan de lucha contra nuestro principal problema pero también por su compromiso en un escenario muy complicado.

Hoy me gustaría reconocer algunos de estos proyectos, algunas de estas aventuras con las que las personas responden al desempleo, obviando las dificultades, las excusas o los prejuicios.

Todos los proyectos del concurso son de por si admirables pero a mi me gustaría señalar algunos que me gustaron especialmente, sin más criterio que mi gusto personal:

Xeneme me encantaron por su identidad, su posicionamiento en la red y por su valor en la propuesta, nada menos que una consultora de proyectos sociales, educativos y culturales que han traído hasta aquí desde el año 1998.

Escompring, un mercado en la red que permite comprar directamente al productor.

MetalFerrolSal, empresa del metal en el castigado Ferrol. ¡¡ Y llevan 20 años de actividad ininterrumpida !!

Avanzagestión, otros que enfrentan un sector algo más que complejo, la construcción, la vivienda y la actividad inmobiliaria. Profesionales que son capaces de ofrecer servicios de valor y mantener su actividad en Coruña. Y empiezan a crecer en América Latina.

Bochoio.com la propuesta de appeiros que intenta acercar la tecnología móvil a los colectivos con dificultades de acceso o ciertamente alejados de la red y sus posibilidades móviles. La aplicación permite obterner un Cv, Cvcards y otras opciones para mostrar nuestra identidad profesional en la red.

Como decía existen multitud de admirables ejemplos de cómo salir adelante, de cómo centrarse en lo que se hace muy bien para impulsar proyectos profesionales. Estos, los del concurso de Aesgal, son un muy buen ejemplo de lo que se puede hacer, pero a lo largo de estos tres últimos y duros años me he encontrado con muchas otras propuestas que buscan continuar una oferta de servicios profesionales y/o una nueva proyección en el escenario de la economía digital. Propuestas de hace ya un tiempo como el elearning global de Netex desde Coruña, la apuesta en hostelería de Restauraacción, el divertido mundo de las App con interesantes iniciativas como la viguesa CreAPPcuentos o la esperanzadora e ingeniosa respuesta a la situación del periodismo tradicional que da Laura Camino como Reportuitera.

Y esto se produce en un contexto bien difícil y poco predecible. En Galicia se han perdido más de 6000 empresas aunque contamos con municipios en los que los negocios han aumentado, aquellos con población más joven. Además actividades muy interesantes como la agricultura ecológica presentan buenas cifras de negocio y empleo.

Todo, en un mercado laboral globalizado que parece haber cambiado de forma definitiva. Un mercado que +Santi Garcia denomina El Ocaso del Empleo, una referencia imprescindible para conocer algunas de las cosas que están pasando.

Estos proyectos, estas personas que se deciden por una iniciativa personal o en equipo, son el ejemplo de lo que se puede hacer en este nuevo escenario. Son el ejemplo de como convertir las peores noticias en oportunidades.

Publicado en Galicia Orienta, orientación, Sin categoría | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Las horas que dedicamos a la búsqueda de empleo

Tiempo que perder

Durante las últimas semanas he estado comentando con algunas compañeras, como Fátima Rodríguez, sobre el tiempo que las personas dedican a la búsqueda de empleo. Mientras nos esforzamos en hablar de los instrumentos de búsqueda y sobre distintos aspectos del mercado de trabajo, parece que las personas no están dedicando, en general, el tiempo que realmente necesita una búsqueda de empleo que pretenda tener éxito.

En mi experiencia diaria no me parece que sea así. Todo lo contrario. Si lo comparo con otras épocas me encuentro con personas que buscan con mucha más intensidad. Hay otros problemas, como que buscan empleo de forma muy poco acertada o que son personas que se encuentran realmente alejadas del mercado laboral.

Aún así me pareció importante incluir el tema en las sesiones que realizo y empezar a preguntar cuantas horas semanales se dedican a la búsqueda de empleo.

En principio podemos suponer que las personas que acuden a estas sesiones son personas interesadas, dispuestas y en búsqueda mínimamente activa. Casi siempre son sesiones abiertas a un público que acude voluntariamente, por deseo propio.

 Aún así el resultado, la respuesta a la pregunta, está siendo muy desoladora. El máximo de horas que he escuchado es de 12 a la semana. En la linea que reflejaba una encuesta de Manpower hace un par de años y que concluía que el 77% de las personas en desempleo dedicaba menos de tres horas diarias a la búsqueda.

Quizá estemos fallando en algo, especialmente en señalar que los resultados sólo vienen de actuar, de hacer, de trabajar.

No soy nada partidario de recurrir a las expresiones del tipo “buscar trabajo es un trabajo, así que hay que dedicarle 8 horas”. El mercado no siempre permite búsquedas constantes y, en algunos casos, puede ser realmente desmotivador. No hay que olvidar que el desempleo lo protagonizan personas y las recomendaciones generales deben tomarse con mucha prudencia.

Pero esto no quita para decir que por supuesto que es necesario dedicarle un mínimo de 20 horas semanales a actividades de búsqueda de empleo, sean las que sean. Desde hacer un perfil, contactar con personas, interactuar o visitar empresas hasta acudir a eventos o a los servicios públicos de empleo. Lo que sea que pueda mejorar nuestras posibilidades de acercarnos al empleo. Es imprescindible dedicarle el tiempo necesario a hacer todo esto. Cualquier otra cosa no es una búsqueda de empleo de la que pueda esperarse resultados.

 En muchos casos las personas nos centramos demasiado en aspectos que no podemos controlar ( ya tenemos una edad, las empresas se deslocalizan, no conozco personas, contratan a otros…) y no le dedicamos el tiempo suficiente a pensar sobre aquello que si podemos modificar (nuestra presentación profesional, la cantidad y calidad de nuestros contactos, el número de ofertas que respondemos, el cómo nos relacionamos y aportamos, los foros y eventos a los que acudimos…). Parece un buen momento para insistir en la necesidad de dedicarle el tiempo adecuado y no dejarnos desanimar o despistar por otras cuestiones, tal y como ilustraba Zumo de Empleo

Este artículo puede leerse en la web de eProform formación y networking

Publicado en #empleo, orientación, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Empleo y participación en la red: ¿debemos ser neutrales?

lll

Cuando participo en sesiones sobre el impacto de la tecnología y la 2.0 en el mercado de trabajo, suelen surgir preguntas acerca de qué hacer en la red y qué no hacer, qué componentes forman parte de nuestra imagen profesional, cuáles entran a valoración por parte de las empresas, quien puede ver la información que de nosotros hay en la red y cuestiones similares.

Es un tema clásico en estos tiempos de difusión de una red accesible a la que nos vamos adaptando. Una red que en un contexto de redefinición de la privacidad se enfrenta a la policía del pensamiento de Orwell. En fin, un debate que excede el marco del mercado de trabajo.

En este marco, en el escenario del mercado laboral y del empleo, hablamos de contar con un perfil profesional, de mostrar una imagen digital interesante, basada en la oferta de servicios especializada pero con cierta polivalencia al mismo tiempo.

El caso es que, como decía, no es la primera vez que se me plantea la pregunta sobre qué importancia o influencia en las opciones de empleo puede tener la participación u opinión en determinados temas.

Mi respuesta siempre es la misma: las empresas no buscan personas sin opinión, buscan personas que resuelven un problema o que mejoren un determinado servicio. Y eso es lo que debemos mostrar, lo que somos capaces de solucionar o mejorar. Nos deben tener en mente por lo que aportamos, por lo que sabemos hacer y no por otras cuestiones.

Es evidente que determinados temas (drogas, sexo, vocabulario…) son aspectos que perjudican en el mercado de trabajo, tal y como reflejan los datos de Jobvite del mercado estadounidense.

Pero de ahí a que la búsqueda de empleo o la imagen profesional tenga que limitar la participación social en cualquier sentido, hay un buen trecho.

La selección de personas es la búsqueda del mejor o la mejor profesional para un puesto, para realizar unas tareas o funciones concretas. A partir de aquí podemos hacerlo todo lo complejo que queramos, pero no es oportuno olvidar el objetivo.

Y buscar personas neutrales no parece que pueda ayudar al objetivo. Puede que todo lo contrario. Vivimos en un mundo donde la tecnología nos está facilitando la participación y el compromiso social, un mundo que habla de Open Government y de aprovechar la inteligencia colectiva en las organizaciones. Un mundo de mercados globales caracterizados por empresas con equipos multiculturales, con personas diferentes. A veces, profundamente diferentes.

En este mercado global no puede pensarse que la falta de opinión, la falta de compromiso, la neutralidad en general, es una buena compañera de viaje.

Pero aún hay procesos de selección con una gran carga de prejuicios. Y hay empresas de selección que no se centran en que seas una buena solución para su cliente en términos de competencias técnicas y cultura empresarial. No. Tendrán más en cuenta a quien resulte “neutral”.

No hace demasiados días en el blog de una conocida empresa de recolocación se podía leer una clara invitación a ser neutral. El consejo es bien claro: cuidado con los tweets, intenta ser neutral.

Me resisto a pensar que las empresas buscan personas que opinen de la misma forma o que no tengan visiones antagónicas sobre distintos temas sociales, económicos, políticos… ¿De verdad las empresas piden personas sin opinión? ¿De verdad manejan estos criterios para encontrar el talento competitivo que necesitan?

Me gusta la idea de +Andres Ortega de pensar en la selección como un intercambio de opiniones. Un buen número de conversaciones sinceras (ahora podemos hacerlo en múltiples entornos) que identifican a una persona capaz en su profesión, con un aporte de valor específico en lo suyo y que casa con la “cultura de la empresa”.

Y me da la impresión que las empresas verán con mejores ojos que los procesos de selección que pagan de una u otra forma, se centren en resolver sus problemas en el actual y difícil entorno económico, que se centren en encontrar el talento que necesitan para su competitividad.

La neutralidad no parece un buen consejo. Como citó +Alfonso Alcántara recientemente, ser neutral en situaciones de injusticia te pone del lado de quien oprime (Desmond Tutu).

Publicado en Sin categoría | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Los servicios públicos de empleo, la formación y otros puntos clave que podemos gestionar mejor

DSC02320En los últimos meses se han publicado en la prensa local (Vigo) plazas vacantes en los cursos de formación dirigidos a personas en situación de desempleo. Se trata de formación en distintas acciones como apoyo a personas en instituciones sociales, instalaciones de fluidos… Todas, en general, acciones que pueden adecuarse y ser de interés para quien precise mejorar sus posibilidades de acceso al empleo.

Publicar un anuncio en estos casos es el último de los recursos, el que se hace cuando no se encuentran candidatos/as suficientes. Y me pregunto, ¿ Como puede ser que en una ciudad que en junio tenía 33.252 personas anotadas en las oficinas de empleo sea necesario “gastar dinero” en publicar anuncios en la prensa local para poder completar el número de participantes ?

Creo que la pregunta es oportuna porque, ateniéndonos a la información publicada, en la ciudad se habrán convocado, a lo sumo, unas 3.000 plazas de formación. La mitad de las que se convocaban cuando había en torno a las 19.000 personas desempleadas, cuando las cosas “nos iban bien”.

Algunas de las razones que hacen necesario gastar el dinero publicando anuncios pueden encontrarse en los requisitos y en otros factores, pero apuntan ineficiencia en la gestión.

Ya he comentado en este blog el obvio papel de la formación para responder a uno de los más graves problemas del desempleo y del mercado laboral en general: el problema de la cualificación y la formación. En términos generales las personas cualificadas y con capacidad de adaptación serán las que tendrán posibilidades cuando la economía recupere un ritmo de crecimiento mínimo, aunque no todo el mundo opina que la educación es la respuesta.

El empleo de baja cualificación puede reducir el desempleo en el corto plazo, tal y como ha ocurrido en estos meses de julio y agosto. A medio plazo sólo el empleo cualificado parece sostenible, como le ha sucedido a la FP que, a pesar de la crisis y de la situación del mercado, ha sido capaz de crecer en términos de empleo en los últimos años. Leyendo la última EPA con perspectiva interanual la ocupación ha crecido sólo en la FP, concretamente 59.500 personas, mientras el desempleo ha aumentado en el resto de grupos.

 Fuente: Germán Diz+Orienta Dos 

Y aquí, en la Formación Profesional, tenemos margen para crecer, como señala la OCDE. Así que si creo que la respuesta al desempleo debe contar con una gran presencia de oferta formativa que permita aumentar la capacidad de adaptación de las personas y ampliar su repertorio competencial. También los programas experienciales y de acercamiento al mercado de trabajo son importantes pero los contenidos formativos ya están presentes en estas iniciativas.

En este sentido el esfuerzo debe ser extraordinario pues el 80% de las personas en desempleo tiene la Eso o menos. Un problema evidente que compartimos con otros países de nuestro entorno. Por cierto, tampoco estaría mal ver qué hacen en este campo aquellos que cuentan con buenos resultados.

La oferta formativa puede ser mejor o peor pero lo que es seguro es que es escasa así que, sencillamente, el tema de los anuncios no puede pasar. Sólo demuestra que la eficiencia en la gestión de la formación es muy mejorable. Aunque siempre se puede hacer peor, como nos recuerda este video en el que la Fundación Tripartita empleaba el dinero de la formación para publicitarse en un partido de la selección Española de Baloncesto. Visto desde la distancia, resulta un poco esperpento.

Volviendo a los Servicios Públicos de Empleo mejorar su eficiencia es ciertamente complicado. Por lo de pronto pasa por una mayor profesionalización, por consolidar profesionales, métodos y criterios en la gestión de eso que denominamos Políticas Activas de Empleo, aquellas actuaciones dirigidas a mejorar la ocupabilidad de las personas en el mercado laboral y a dinamizar este mercado.

En estos mismos meses se están poniendo en marcha Talleres de Empleo, otra medida que resultaba muy interesante y eficaz por su capacidad de generación en el entorno, por sus posibilidades de conexión con la actividad económica y por el tiempo de duración de los proyectos que permitían trabajar problemas a largo plazo. Digo resultaba y permitían porque el año pasado se redujo su duración y, prácticamente, se les convirtió en cursos que se realizan en el marco de un contrato de formación. Proyectos muy caros…

Pero lo que quería señalar es que en los procesos de selección de los equipos técnicos el tiempo en desempleo es el criterio primordial, no la relación con el proyecto, la experiencia acumulada o las correspondientes evaluaciones de lo hecho en experiencias similares. No, el tiempo en desempleo. ¿ Cómo va a funcionar la intermediación pública si se busca repartir el empleo y no a las personas que más se adecuan ? ¿ Y como vamos a consolidar buenos profesionales conocedores/as del entorno, de las empresas y, en definitiva, integrados con la actividad económica, empresarial y social ? ¿Como vamos a hacer más rentable todo ese dinero público que invertimos en estos programas?

En esta larga e interesantísima exposición Wolfgang Muller, director de la Agencia Federal de Empleo de Alemania, señala como puntos muy importantes de su servicio, entre otros, a las personas que forman la agencia y la necesidad de enfocar el servicio para empleadores a resolver lo que el mercado pide. Parecen buenas ideas que chocan con lo que aquí hacemos…

La solución al problema del desempleo es compleja y por supuesto que depende más de medidas de carácter económico puestas al servicio de la reducción del paro que de lo que se haga en las políticas activas de empleo. Pero el papel a jugar por las medidas de mejora del empleo y por los servicios que las gestionan es muy importante y puede contribuir a mejorar el mercado de trabajo. Siempre y cuando seamos capaces de mejorarlas y multiplicarlas.

Al igual que en muchos otros ámbitos en los que la crisis y el impacto TIC han supuesto una revolución completa quizá es momento de pensar si no es necesario que esa revolución se produzca en nuestros Servicios Públicos de Empleo. Quizá es momento de preguntarse qué hacemos, para qué lo hacemos, con qué criterios lo hacemos, a quien nos dirigimos y que estamos consiguiendo. Se trata de superar todos esos trámites y criterios que ya no son útiles al mercado de trabajo, aunque se anuncien en el video que sirve de ejemplo al final de esta entrada. Se trata de ofertar servicios eficientes y eficaces a las empresas y a las personas. No es fácil y precisa cambiar algunos reinos de Taifas que se han quedado momificados, pero puede hacerse.

Publicado en #empleo, Galicia Orienta, orientación, Sin categoría | Etiquetado , , , , , , | 6 comentarios